Saltar al contenido

Las mejores sartenes freidoras

¿Buscáis una sartén freidoras? ¡Estáis en el sitio ideal!

Ahora mismo debes estar interesado(a) en obtener una sarten freidora que sea de buena calidad, pero a la misma vez ahorrarte algo de dinero. 

Pues quiero decirte que estáis en el lugar indicado, sin más vueltas vamos por ellas y elige la que más se adapte a tus gustos.

¿Por qué comprar una sarten freidora con cestillo?

La comida asada es un placer para muchos. No hablamos de lo que encontramos en muchos lugares con mucho aceite, no. Se trata de croquetas perfectamente preparadas, con una textura homogénea por dentro y crujiente por fuera.

A estas papas fritas, doradas y a su punto que son un compañero ideal para cualquier comida. O el calamar que será el héroe de un delicioso sándwich. Y muchos otros platos que puedes disfrutar después de pasar por la freidora. 

Ahora vemos la importancia de tener una sarten freidora buenísimo para poder disfrutar de una deliciosa combinación de olores y aromas. Así que elegir una buena sartén es más importante de lo que mucha gente piensa. 

Por ejemplo, piensa en aquellas veces que la sartén perdió su agarre o cuando comenzó a arquearse después de unos meses de uso o cuando la comida se quedó pegada a la sartén barata que compraste hace unas semanas. ¿Ahora ves su importancia? 

Una sartén de alta calidad te va ahorrar mucho esfuerzo y dinero a largo plazo. Por esa razón debes considerar ciertas características a la hora de elegir un buen producto como ser: el tamaño, profundidad, material y/o estilo de la cesta. 

Guía de compra definitiva: Sarten freidora con cestillo

Estos son los puntos que debe tener en cuenta antes de comprar una sarten freidora con cestillo:

  • Rendimiento: Cuanta más potencia tenga, menos tiempo de cocción tendrá. Sin embargo, el consumo variará. 
  • Capacidad: ¿Para cuántas personas cocinas regularmente en casa? Evalúe esto antes de hacer una compra. La capacidad de las freidoras se mide en litros. 1 litro es ideal para una o dos personas, y puede contener hasta 4 litros, lo que es ideal para familias numerosas.
  • Tamaño: De hecho, el tamaño está directamente relacionado con la eficiencia de una freidora. Pero hay que tener esto en cuenta cuando se piensa en dónde se puede poner o guardar en la cocina. Cuanto mayor sea la capacidad, mayor será el tamaño.
  • Material: Lo encontrará en acero inoxidable, aspecto profesional o industrial y en un estuche de plástico. 
  • Control de temperatura: Es importante que se controle porque existe una temperatura ideal para todo tipo de alimentos. Las verduras y mariscos se preparan a 150ºC, el pescado o la carne a 170ºC y las patatas o croquetas a 190ºC, que suele ser la temperatura máxima en la freidora.
  • Limpieza: considere un material que sea fácil de limpiar, etc. Algunos diseños son incluso “antihuellas”, que es un detalle importante cuando las huellas dactilares son molestas.

Garantía y piezas de repuesto: Estos equipos suelen durar mucho tiempo y son fiables. Sin embargo, en algunos casos puede ocurrir un defecto, lo cual es normal para todo tipo de equipo. De esta manera usted debe cubrir su espalda y asegurarse de que el producto tenga una buena garantía para obtener uno nuevo si ha sido dañado. Además, si su garantía expira, debe buscar piezas de repuesto, es decir, puede reemplazar una pieza defectuosa en lugar de comprar el producto completo. Esto le ahorrará mucho dinero en su compra.